D. Francisco Román

Presidente del Jurado · Presidente de Vodafone

francisco-gr

Lo mejor de este Premio

Creo que el Premio al Mejor Modelo de Negocio que otorga anualmente Development Systems y que alcanza ya su quinta edición destaca por su singularidad. No se dirige a un tipo específico de empresas: de un sector en particular, con una larga trayectoria, start-up, etc. Cualquier empresa con más de 100 empleados puede optar al premio y, paralelamente, poner a prueba y validar su modelo de negocio, que no sólo es analizado por el jurado sino también por los expertos de Development Systems. Es una gran oportunidad para que las empresas puedan difundir su modelo, acceder a espacios de colaboración con otras compañías que participan en la iniciativa e incluso salir de nuestras fronteras. La nómina de premiados habla por sí sola sobre el nivel de este premio. Animo a presentarse a todas las empresas que crean tener un modelo de negocio diferencial, coherente y continuamente adaptado a la evolución del mercado.

Su experiencia como Jurado

Es la segunda vez que tengo el honor de presidir el jurado de este galardón. Puedo decir que el año pasado resultó una experiencia muy grata para todos los miembros del jurado. Nuestra labor consistió en deliberar y aprender, y honestamente creo que hay pocas cosas tan gratas en la vida. Las discusiones con el resto del jurado resultaron muy enriquecedoras, pero también fue un trabajo arduo dada la gran calidad de las empresas candidatas. De hecho, la mayor satisfacción es ver la enorme cantidad de casos de éxito”

Su visión de los modelos de negocio analizados

Los modelos de negocio que tuvimos la ocasión de valorar en la edición anterior tenían un gran nivel y para todo el jurado fue difícil tomar una decisión. Me llamó la atención la enorme variedad de sectores empresariales a los que pertenecían las compañías candidatas y la importante presencia de empresas pequeñas. En general, de los modelos analizados destacaría que se caracterizan por su capacidad de adaptación a un entorno cambiante. Ahora mismo las empresas están obligadas a cuestionarse su modelo de negocio y a reinventarse continuamente si quieren seguir siendo competitivas. Esta capacidad impulsa la consolidación de su negocio y también beneficia a la economía del país porque generan empleo y crecimiento.