D. Juan Jordano

Miembro de varios Consejos de Administración

foto juan jordano

Lo mejor de este Premio

Es un premio empresarial único, con una temática diferente a lo usual en ese tipo de certámenes. Aquí no se trata de premiar al emprendedor, a la empresa de gran éxito, a la más innovadora, a la más exportadora o a la más longeva. Aquí se premia a la empresa que ha presentado el modelo de negocio más coherente e interesante, que ha demostrado éxito y que encierra potencial de crecimiento. Se exige que el candidato presente la construcción de un juego empresarial bien idealizado, proyectado, construido y ejecutado desde una posición plenamente consciente y no producto del azar. Se analizan auténticos casos prácticos de los que, sobre todo, se puede aprender. Por lo tanto, es un premio con un fuerte contenido didáctico.

Su experiencia como Jurado

He sido miembro del jurado desde el inicio de la convocatoria del premio. Han sido cuatro ediciones y en 2014 celebraremos la quinta. En todas la ediciones me ha sorprendido la calidad, la diversidad y el número de las candidaturas presentadas. Hemos visto muchos sectores, muchas formas de abordar los negocios y en todos ellos bajo modelos distintos. Hemos visto como la visión del empresario solo llega a fructificar si este es capaz de plasmarla en un modelo de trabajo coherente de todas las áreas de la empresa. Tener la oportunidad de ser miembro del jurado de este premio es como ser invitado a hacer el mejor máster. He aprendido mucho de las empresas candidatas y de mis compañeros de jurado a través del contraste de sus análisis.

Su visión de los modelos de negocio analizados

Primero, que en este premio son las empresas las que libremente deciden presentarse y conformar su candidatura. No son los organizadores los que buscan a la empresa ganadora para ofrecerle el galardón. Luego se trata de una premio competitivo, no de un premio lisonjero. Segundo, que en esta competición caben todo tipo experiencias de modelos de negocio, sin límites de ningún tipo. Aquí puede competir con su modelo una gran empresa y una Pyme, una empresa consolidada y una starup. Tercero, que tras haber analizado múltiples casos a lo largo de las cuatro convocatorias que han tenido lugar, resulta claro que solo cuando una empresa tiene un modelo de negocio subyacente clara y conscientemente definido, adaptado a su tiempo, aparecen las oportunidades de éxito y sostenibilidad. Lo contrario, es una empresa a la deriva..